The Blog Single

  • Cómo evitar el estrés al conducir después de la cuarentena

    Después de estar tanto tiempo encerrados y sin coger el coche, es posible que hayamos perdido la costumbre a la carretera y a lidiar con situaciones como atascos, colas o acumulación de coches. 

    Estas situaciones tan habituales hace unas pocas semanas, se volverán a dar dentro de poco cuando retomemos nuestra vida normal. Y puede que se nos haya olvidado cómo gestionar estas situaciones, y sobretodo cómo gestionar nuestras emociones. Hemos estado centrados y procesando una cantidad de información enorme centrada en el Corovavirus y nuestros sentidos se han adaptado a esta rutina y, obviamente, a no salir de casa.

    Bien es sabido que las situaciones nuevas, los seres humanos pueden desarrollar estrés e incomodidad. Y ya que hemos perdido el hábito de conducir, las primeras semanas al volante pueden crear situaciones estresantes y de tensión, una tensión que puede poner en riesgo la seguridad vial. Los altos niveles de estrés pueden producir una disminución de la atención y calidad en la conducción. Por todo ello, es importante aprender a controlarlo. Por eso queremos darte unos pequeños consejos para poder lidiar con estas sensaciones mejor.

    1.- Antes de montar en el coche puedes poner en práctica los siguientes ejercicios que contribuyen a la relajación:

    • El cuello es una de las partes donde se acumula más tensión a la hora ponernos al volante. Para evitar esto, podemos hacer diferentes tipos de movimientos,  podemos hacer círculos con los hombros y girar la cabeza para un lado y para el otro. También se pueden hacer ejercicios con el mentón, abriendo la boca repetidas veces.
    • Otro ejercicio muy fácil es estirar las piernas y la espalda. De pie, trata de tocar el suelo o tus pies con la punta de los dedos de la mano.
    • Los brazos también son clave. Haz movimientos circulares con las muñecas y codos.

    2.- Una vez iniciado el trayecto, si el estrés comienza a aparecer, hay algunas pautas que podemos seguir para evitar que la ansiedad y la tensión ponga en riesgo nuestra seguridad:

    • Intenta comprender que no tienes el control de la situación, que no no está en tus manos hacer que el tráfico desaparezca ni cambiar la luz del semáforo antes de tiempo.
    • Presta atención a la respiración e intenta controlarla. Respira profundo, esto te ayudará a calmarte y retomar la atención en la carretera.
    • Aclimata las condiciones que te acompañan. Cuida la temperatura interna del coche y pon tu música favorita.
    • Busca la postura más cómoda para la conducción.

     

    Sabemos que a veces es difícil controlar los sentimientos e impulsos en determinadas situaciones, pero cuando la seguridad de tu familia y la tuya están en juego, queremos que recuerdes estos pasos e intentes mantener la calma para retomar de la mejor forma posible el día a día habitual, fuera de la cuarentena.

     

     

0 comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top
Click to Hide Advanced Floating Content